Google+ Followers

lunes, 31 de marzo de 2014

Tips motivadores para adelgazar


Tips motivadores para adelgazar
1.- Controla el efecto rebote: Esto es principalmente una carrera de fondo. Por tanto, no dejes de comer o hagas una dieta demasiado restrictiva. Quieres estar con mejor figura  para Semana Santa y luego en verano también. Ya sabemos lo que es el efecto rebote, y cada vez estás peor, física y anímicamente. Pero esta vez has dicho BASTA.
Así que esta vez vas a empezar con buen pie: con paso lento pero firme.
 Si crees que puedes hacerlo tendrás más opciones para alcanzar tu objetivo. Por el contrario, si no estás convencida, si dudas, enseguida aparecerán en tu cabeza pensamientos del tipo "yo no puedo, tengo fuerza de voluntad", te agobiarás y te entrará ansiedad y acabarás comiendo más o de forma más desordenada.

Así que piensa: YO SÍ PUEDO




2.- Hazte una foto motivadora: Ponte ese vestido que querrás llevar en Navidad y hazte una foto, cuélgala en la nevera y llévala en el celular . Cuando te flaquee la voluntad mírala y piensa: yo sí puedo. Las veces que sean necesarias: yo sí puedo, yo sí puedo, yo sí puedo. Piensa además que en apenas 10 días te alegrarás de haber sido capaz de resistir hoy a la tentación.

3.- Aprende a controlar tus emociones: Hay emociones que pueden llevarte directa hacia la nevera, como un enfado, un momento de tristeza o incluso cierta nostalgia hacia la comida. Desahogate de forma eficaz: con el lápiz o el teclado, escribe un diario personal sobre estas emociones -o en un blog, o en este blog enviando un comentario- y reflexiona sobre ellas. 

 Repito, es básico mantener la motivación. Así que mira la foto que te hiciste y piensa: YO SÍ PUEDO Y YO LO ESTOY HACIENDO.


4.- Al levantarte: toma un vaso de agua tíbia en el que hayas macerado un poco de jengibre rallado (alivia la hinchazón) y añadido el jugo de 1/2 limón (anticelulítico). Así empiezas el día eliminando toxinas.

5.- Empieza tus comidas: con un tazón de caldo depurativo hecho con verduras de temporada -col, puerro, cebolla, apio, etc- tanto como quieras, pero sin añadir sal (ni pastillas de caldo concentrado, pues contienen mucha sal). Esto te ayuda a eliminar líquidos, mejora la digestión, alimenta y controlas el hambre.

6.- Añade laurel: a ese caldo depurativo del inicio de la comida (y cuando cuenzas arroz o pasta), pues tiene propiedades carminativas con lo que ayuda a combatir los gases sintiéndote más deshinchada.

7.- Termina tus comidas: con un té verde. Tomado así, contribuye a evitar la formación de gases, reforzando el efecto del laurel que añadiste al caldo.

8.- Controla el salero: la sal provoca que retengamos líquidos. Muchos precocinados, latas, embutidos y sopas de sobre contienen altos niveles de sal. Evítalos.

Estos son unos pequeños cambios pero eficaces, con los que vas a eliminar más toxinas, vas a retener menos líquidos y evitarás la formación de gases.

Con estos sencillos trucos llevados a cabo 
durante 10 días, verás los resultados, y sin apenas haber modificado el resto de tus hábitos. 

¿Lo vas a hacer?, ¿te animas?. Desde aquí te ayudaremos
y seguro que entre todas y acabas ayudando las unas a las otras. Ánimo y adelante, y recuerda: ¡YO SÍ PUEDO!

Con mis mejores deseos,


No hay comentarios:

Publicar un comentario