Google+ Followers

miércoles, 17 de abril de 2013

Combata la obesidad con pilates



El método pilates permite lograr tonicidad muscular, flexibilidad y movilidad articular, y aunque no produzca un gasto calórico importante, aporta grandes beneficios desde el punto de vista de la salud física. 


Una de las definiciones de obesidad refiere que es una enfermedad crónica de origen multifactorial, determinada por la interacción de factores genéticos, nutricionales, metabólicos, neuroendócrinos y ambientales, caracterizada por el aumento en el porcentaje de grasa corporal, cuya magnitud y distribución condiciona la salud del individuo. Hay que agregar que un programa para el descenso de peso es una meta difícil pero no imposible.


Según expertos requiere de varias etapas:
a. Evaluación del paciente obeso
b. Prescripción nutricional
c. Cambios en el estilo de vida
d. Tratamiento farmacológico
e. Plan de actividad física

Consideraciones previas 
Antes de los detalles del plan de entrenamiento hay que considerar que el “alumno obeso” no tiene, generalmente, mucha agilidad. Es por ello que debe empezar haciendo lo que pueda ya se irá progresando en tiempo e intensidad.

Debemos partir de lo “estructural” para ir a lo “funcional”. Fundamental es ofrecerle una actividad física que “le guste”. Para lograr la “adherencia al ejercicio” hay varios argumentos:
Psicológicamente, al ejercitarse con este método, uno tiene la sensación de estar “descansando”, se utilizan “camas” (aparato Reformer), y colchonetas. Hay muchos períodos de recuperación y mucha “oxigenación”, por lo que es raro experimentar agitación o “fatiga”.

Estas características lo hacen muy indicado para paciente con sobrepeso a los que “no le gusta moverse” y que en esencia son sedentarios. Puede ser practicado individualmente en caso que el paciente no quiera unirse todavía a un grupo, hasta bajar sus primeros kilos.

Se trabaja “acostado” gran parte de la clase (lo que relaja el tronco y descomprime las articulaciones más castigadas por el sobrepeso: rodillas, caderas y tobillos.

* Instructora de poblaciones especiales, especializada en las técnicas spirals, ballness, phisiopilates, pilates con equipamientos como reformer, torre, wunda-chair y flex ring.

Nuevos hábitos para vivir mejor 

Con la práctica de pilates se logra una conciencia corporal, que la mayor parte de las veces el paciente no tiene, por las dimensiones alcanzadas a lo largo de su vida, o porque no quiere “sentir ni pensar” en las diferentes partes de su cuerpo.


A través del entrenamiento se logra:

* Fortalecer y alargar los músculos (aunque el paciente no queme calorías su cuerpo se verá más estilizado).

* Conectar el cuerpo con la mente, lo que favorece el control de la ansiedad (factor que muchas veces lleva a comer mal, o a no descansar bien, ambos responsables del síndrome metabólico-obesidad).
* Hacer una “exhalación” muy marcada que también libera de la ansiedad.


* Corregir y rebalancear el mecanismo corporal. El eje corporal se ha visto desplazado por la panza.


* La postura se ha visto afectada y por ello pilates la reeduca, así como mejora las capacidades motoras del equilibrio y la coordinación.
* Además, al trabajar la musculatura más profunda, rehabilita de muchas lesiones artro-musculares (muy comunes en estos pacientes).


* Al trabajar equilibrando el desarrollo muscular, se logra la estabilidad del núcleo central o “Power House” (“Centro de poder”, “Centro de energía”, o “Mansión del poder”, situado por pilates en la parte inferior del tronco, como una faja que rodea toda la zona lumbar y abdominal), lo que a su vez posibilita el equilibrio dinámico perdido.


Si los pacientes con sobrepeso acuden a un médico con regularidad y se hacen exámenes de sangre, se irán dando cuenta de que sus niveles de colesterol malo, triglicéridos, azúcar, mejoran con la práctica regular de ejercicios.

También experimentarán mejoras en su presión arterial, agilidad, movilidad, resistencia, tono muscular, independencia y seguridad en sus movimientos. De esta forma la persona no se centra solamente en su “pérdida de peso”, lo que muchas veces conlleva mucha ansiedad si no sucede con la rapidez deseada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario