Google+ Followers

lunes, 26 de agosto de 2013

Pilates y yoga



PILATES Y YOGA
El Pilates y el Yoga, hoy en día, son disciplinas muy buscadas como alternativas para mantenerse en forma y combatir el estrés. Ambas representan una excelente opción para aquellas personas que simplemente no se sienten identificadas con el ambiente o los ejercicios convencionales, generalmente impartidos en gimnasios.
Tanto el Pilates como el Yoga puede tonificar su cuerpo sin necesidad de lidiar con una tediosa rutina de pesas o máquinas que su único objetivo es aislar el músculo para trabajarlo. Por el contrario, el Pilates y el Yoga trabajan su cuerpo de manera integral desarrollándolo de manera balanceada y estilizada, al mismo tiempo que trabajan la indudable conexión entre el cuerpo y la mente.
El Pilates y el Yoga también son disciplinas que, gracias a los innumerables beneficios que ofrecen, están siendo incluidas dentro de los programas de entrenamiento para deportistas y atletas profesionales lo cual ha inspirado a muchos aficionados a probar y experimentar los beneficios en sus propios cuerpos.
Pero debemos tener cuidado, porque a pesar de que el Pilates y el Yoga surgen como una nueva alternativa para mantener una vida y una mente sana, ambas disciplinas mantienen diferencias muy marcadas entre ellas. A parte, dentro de ellas mismas han surgido una gran variedad de estilos y escuelas que nos ofrecen todo un abanico de posibilidades en donde podremos encontrar alguna práctica que se adapte más a nuestra personalidad y nuestros objetivos tanto físicos como mentales.
Por un lado el Pilates es un método de ejercicios relativamente nuevo, creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Pilates, quien desarrolló su método basado en intensos estudios de anatomía y movimiento, e inspirado en disciplinas como el boxeo, la gimnasia, la danza e inclusive el Yoga. En el Pilates se trabaja la fuerza y la flexibilidad para esculpir un cuerpo equilibrado que sepa cómo moverse en el plano gravitacional que nos ha tocado vivir.
Mientras que el Yoga es una disciplina ancestral practicada en la India y de la cual no poseemos datos que nos proporcionen una fecha aproximada de su nacimiento o cuándo se comenzó a practicar (la primera referencia que encontramos data del siglo XVII a.C).
La práctica del Yoga en India siempre ha estado ligada a un nivel más religioso o espiritual, pero hoy en día esta práctica se ha occidentalizado enfocándose, en muchos casos, sólo en los beneficios físicos y dejando de un lado la parte religiosa.
Sin embargo, podemos conseguir literalmente “de todo” pues existen tendencias como el Bikram Yoga por ejemplo en la cual la práctica de desarrolla en un cuarto caliente y se enfoca exclusivamente en el cuerpo (aunque es argumentable que, debido al calor, se desarrolla una cierta fortaleza mental).
Por otro lado también podemos encontrarnos con clases deKundalini Yoga en donde se combinan las ásanas (posturas de yoga), junto con la respiración o pranayama y cantos de mantras, elevando la práctica a un nivel más espiritual.





 En el Yoga tenemos miles de opciones, Hatha Yoga, Vinyasa Flow, Ashtanga, Anusara, Iyengar, etc, basta con visitar un centro especializado como Baransuen donde se ofrezcan todas las tendencias y ojear el horario para darnos una idea de lo variado que es. Muy probablemente encontrará alguna clase –o profesor- que simplemente vaya en sintonía con lo que usted quiera de su práctica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada